Detalles

Artículo

¿Una central nuclear flotante para Cuba?

akademik-lomonosov-small-e190a1.jpg

El 22 de mayo de 2020, el periódico 5 de Septiembre de la provincia de Cienfuegos publicaba un resumen de las agencias RT y Sputnik que anunciaba la entrada en operación comercial de la primera central nuclear flotante del mundo, el Akademik Lomonosov. El buque ruso no autopropulsado, de 144 metros de eslora y 30 de manga, con dos reactores de 35 MW cada uno, fue remolcado hasta su destino en la ciudad de Pevek, Siberia oriental, para proporcionar energía eléctrica y térmica a unos 50.000 habitantes de la región.

Fue en la provincia de Cienfuegos donde, a finales de los 70, se inició la construcción de una central nuclear de tecnología soviética, cuyo proyecto fue abandonado en el año 2000. Para esa fecha, Cuba comenzó a recibir suministro estable de petróleo a términos preferenciales desde Venezuela y logró superar la crisis energética a partir del gas acompañante de su propio crudo, el empleo de eficientes ciclos combinados, la adaptación y modernización de sus centrales térmicas y nuevas centrales de grupos electrógenos.

Sin embargo, los largos apagones regresaron en el verano de 2022, provocados por el incumplimiento de los ciclos de mantenimiento a las centrales térmicas y de grupos electrógenos, a lo que se sumó el incendio en dos unidades y la inestabilidad en el suministro de combustible.

El país ha logrado revertir la situación mediante un programa de recuperación de la disponibilidad y la contratación de centrales eléctricas flotantes turcas. Estas centrales, que funcionan sobre la base de grupos electrógenos con motores de combustión interna, han permitido la rápida incorporación de unos 600 MW de potencia. En ese sentido, el ministro de Energía y Minas, De la O Levy, declaró que ha sido el mejor negocio para enfrentar la crisis energética de Cuba, "Es como si hubiéramos comprado una gran termoeléctrica, pero en este caso pagamos esa generación móvil durante 17 años todos los meses", subrayó.

A pesar de esta recuperación, el sistema electro energético continúa estando muy endeble y no se vislumbra una solución a corto o mediano plazo. Ahora que los rusos han manifestado su interés en incrementar notablemente sus negocios e inversiones en la isla, la indisponibilidad de energía sería una limitante. Siendo Rusia el único país del mundo que posee centrales nucleares flotantes, ¿pudiera ser esta una solución para Cuba?

No sería la primera vez que una instalación de este tipo funciona en la región. Según Wikipedia “En 1961 la Armada de los Estados Unidos inició un programa para reacondicionar un viejo carguero (un Liberty Ship de la II Guerra Mundial) con un reactor nuclear. El buque, llamado MH-1A Sturgis, era capaz de generar 45 MW eléctricos y suministró electricidad al Canal de Panamá entre 1968 y 1973, permitiendo, durante la guerra de Vietnam, aumentar el número de barcos que cruzaban el canal. El fin de la guerra y los elevados costes de operación pusieron fin al proyecto”.

Rusia ha propuesto sus centrales nucleares flotantes a países de América Latina, ha firmado convenios de cooperación en materia nuclear con Argentina y Brasil. La idea es combinar las soluciones de estas naciones con las del país eslavo. Argentina, Brasil u otro país de la región con capacidades de construcción naval, construye un barco en sus astilleros y Rusia suministra los equipos necesarios para una planta nuclear. Brasil ha mostrado interés por usar estas tecnologías para abastecer de electricidad a sus plataformas petroleras que operan en alta mar.

RUSIA Y ARGENTINA BARAJAN COOPERAR EN LA CONSTRUCCIÓN DE UNA CENTRAL NUCLEAR – SPUTNIK NEWS

 

Leer más en el Blog del autor

0 comentarios

Nuevo Comentario

Inicia tu sesión para agregar un comentario:Iniciar Sessión